MENU
Español

Arizona Smokers’ Helpline


Acerca del Parche de Nicotina

Los parches de nicotina contienen nicotina y son una forma de terapia de reemplazo de nicotina para ayudarle a dejar de fumar. La nicotina es la droga en el tabaco que provoca hábito, y es un estimulante que trastorna el estado de ánimo. Cuando deja de fumar, usted deja la nicotina. Durante la abstinencia de nicotina, puede experimentar sentimientos de preocupación, enojo, irritabilidad, frustración, nerviosismo o problemas de concentración.

Usar medicamentos y Asesoría para Dejar de Fumar conjuntamente puede aumentar mucho sus posibilidades de dejar de fumar, más que usar medicamentos solamente.

Así es Como Funciona

Cuando usa un parche de nicotina, la nicotina se absorbe por la piel a una tasa regular y se dirige al flujo sanguíneo, manteniendo una cantidad pequeña de nicotina en su cuerpo. Esta cantidad de nicotina es menor que la que obtendría si se fumara un cigarrillo, pero podría ser suficiente para evitar que tenga ansias de fumar u otros síntomas de abstinencia.

Precauciones

Usted debe usar los parches sólo como parte de un programa para dejar de fumar que también ofrece formas de cambiar su conducta de fumador a través de apoyo. Si no ha dejado de fumar después de cuatro semanas de usar parches de nicotina, es muy probable que el tratamiento no sea efectivo para usted.

Antes de usar un parche de nicotina, asegúrese que su doctor sabe que tiene o ha tenido cualquiera de los siguientes síntomas: dolores de pecho por una condición del corazón, (angina de pecho), diabetes que requiere inyecciones de insulina, ataque cardíaco, alta presión arterial (severa), latidos irregulares (arritmia), enfermedad del riñón, enfermedad del hígado, tiroides hiperactiva, enfermedad de la piel, úlceras o cualquier otra enfermedad seria.

Los efectos de los parches de nicotina pueden cambiar si está usando otros medicamentos. Hable con su doctor antes de usar un parche junto con: Tylenol®, No Doz®, Dristan®, medicina para la presión arterial, insulina, litio y muchas otras drogas.

Los parches usados pueden envenenar a un niño o mascota. Tire los parches usados envolviéndolos antes en su envoltura original o en papel aluminio—lejos del alcance de niños o animales.

Efectos Secundarios Comunes

Los efectos secundarios más comunes incluyen comezón y ardor, y rochas o enrojecimiento de la piel en el punto donde se colocó el parche

Entre los efectos secundarios menos comunes están sueños anormales, reacciones alérgicas, dolor de espalda o pecho, estreñimiento, tos, diarrea, mareo, somnolencia, boca seca, dolor de cabeza, alta presión arterial, falta de concentración, indigestión, inflamación de los senos paranasales, irregularidades menstruales, náuseas, dolor de garganta, nerviosismo, entumecimiento, dolor, hormigueo, falta de sueño, dolor de garganta, dolor de estómago, sudores, cambios en el sentido del gusto, cosquilleo, vómito y debilidad.

Es importante ver a un doctor si tiene síntomas fuertes.

Sobredosis

No use ninguna forma de tabaco mientras utilice los parches. Podría tener una sobredosis. Recuerde que la nicotina se queda en su cuerpo durante muchas horas después de quitarse el parche. No use un parche si tiene o ha tenido una reacción alérgica a otros parches o cintas adhesivas.

Llama al 1-800-55-66-222 para comenzar.

¿No estás listo para llamar aún?

Regístrate para recibir actualizaciones por correo electrónico para aprender más acerca de dejar el tabaco.

¿Listo para Comenzar a Dejar de Fumar?

Doble sus posibilidades de dejar el tabaco con éxito trabajando con un Asesor para Dejar de Fumar. Aprenda sobre la Asesoría para Dejar de Fumar. Aprenda más

Aprenda más

WebQuit

WebQuit le ayuda a con seguir sus metas—en línea y gratis. Comience.

Comience